15 Los Puertos de Áliva / El Cable – Fuente Dé (Parque Natural de los Picos De Europa / Cantabria)

Los Puertos de Áliva : El Cable 1

– La Naturaleza: Los Puertos de Áliva / El Cable – Fuente Dé (Parque Natural de los Picos De Europa / Cantabria)
– La Comida: Carnicería Juanito De Potes. C/ Poblado San Roque, 5 – Potes (Cantabria)
– La Música: Giovanni Di Carlo

Bot´s intro

Paso tanto tiempo con mis clases de armonía y análisis armónico y guitarra eléctrica que en cuanto encuentro ocasión me escapo para volver a la naturaleza.

La música y mis clases de guitarra online ocupan todo el tiempo de la semana. Mucho encierro, mucha concentración, mucho ordenador y, sobre todo, mucho Madrid.

En cuanto surge la oportunidad aparco mis clases presenciales de guitarra eléctrica y análisis armónico en Lavapiés y las clases online y me sumerjo en mi otra pasión: el senderismo.

Eso sí, la guitarra y la música continúan conmigo gracias a aquellos músicos que me acompañan por los senderos de España.

Más info:
https://profesordeguitarraelectrica.com

La NaturalezaLos Puertos de Áliva : El Cable 2

Un día pleno de luz salimos de Espinama (donde nos alojábamos), por la CA-185, camino del cercano pueblo de Fuente Dé.

Allí se encuentra el teleférico, creado para la explotación minera de blenda, que salva 753 metros de desnivel y te deposita en lo que llaman el Mirador de los Picos de Europa (El Cable).

Tras el pago en ventanilla y una corta espera nos metimos en la cabina… La experiencia es increíble; ascender tantos metros en tan poco tiempo es realmente alucinante.

El paisaje que te ofrece la subida es espectacular y vertiginoso, y cuando sales de la cabina te tiemblan las piernas de la impresión.

La llegada al Cable es como aterrizar en la Luna (por lo menos en verano): piedras y más piedras blanquecinas por todos los lados y la posibilidad de contemplar desde el mirador un panorama único del valle lebaniego de Valdebaró y algunas de las cumbres más señeras de los Picos.

Siguiendo el camino recto que sale del teleférico, se inician diferentes rutas de senderismo y escalada.

Nosotros tomamos la que se dirige hacia la Horcadina de Covarrobles (1.925 m) y desde allí, 15 minutos después, tomamos el PR-PNPE-23 que inicia el descenso hacia diferentes puntos (Fuente Dé, Espinama, Mogrovejo, etc.).

Es una pista de piedras sueltas, cómoda y tranquila que, sintiéndote muy pequeño, te permite disfrutar de unas vistas magníficas de los Picos de Europa y su entorno.

A un lado los montes, enormes, y al otro las praderas de pasto, con el paisaje de piedra como fondo.
Es una experiencia única por la enormidad y extensión de todo lo que te rodea. Con nieve debe ser aún más increíble.

Tiempo después, es una ruta larga, alcanzamos el Chalet Real (levantado en 1912 para el rey Alfonso XIII), la Fuente de los Asturianos y el refugio de Áliva (reconvertido en hotel), todo en la misma zona.

Cerca de allí pudimos ver un pequeño grupo de rebecos que correteaba ajeno al trasiego de personas.

Seguimos descendiendo, ya por el GR-202, hacia las Portillas del Boquejón (que efectivamente son las puertas del campo).

En el camino hacia las Portillas vimos, a un lado, a 20 o 30 buitres enormes devorando un caballo muerto recientemente.

Cuando atraviesas las Portillas el camino se divide nuevamente… Puedes continuar hacia Espinama o tomar una trocha a la derecha para retornar a Fuente Dé. Nosotros optamos por esta, porque allí teníamos el coche.

En este punto se empieza a ver de nuevo el bosque.

La trocha, muy estrecha, tiene su lío, hay que hacerla con mucho cuidado porque está sembrada de piedras sueltas y resbalarse supondría caerse al abismo en un sentido bastante literal.

Es un camino de cabras que han adecentado un poco poniendo lo que podríamos llamar “escalones” de madera en zonas que de otra manera serían impracticables.

Donde termina la trocha comienza el hayedo que cubre esa ladera del monte; en su interior aprovechamos para comer.

El largo recorrido por el hayedo es muy reconfortante por la sombra y por el contraste, verde, que supone con respecto a la reciente experiencia “lunar”.

Este camino te devuelve al circo glaciar, con sus enormes paredones grises, donde se ubica el teleférico.

La ComidaLos Puertos de Áliva : El Cable 3

Es esta carnicería un lugar que destaca en el escenario para turistas en que se ha convertido el precioso pueblo de Potes.

Son gente amable y dedicada al buen género a diferencia de muchos otros oportunistas llegados con el turismo.

Este día de Áliba aprovechamos para degustar los manjares comprados el día anterior: queso de cabra de Bores, queso de vaca Javier De Campo (con una curación similar al Cabrales) y una cecina lebaniega simplemente espectacular.

Concluyendo con unos melocotones de Potes que, por una de esas casualidades que tiene la vida, nos salieron inmejorables.

¡Casi nada como una comida en el campo con buen género!

Los Puertos de Áliva : El Cable 3

La Música

Este joven guitarrista belga, de origen italiano, se graduó con un “Magna cum laude” en Artes de la Música en el Real Conservatorio de Bruselas, en 2018.

Es un músico muy interesante al que merece seguir la pista.

Se mueve entre el jazz moderno y el rock, con una clara atracción hacia la electrónica en el instrumento.

En el vídeo se encuentra junto a Daniele Cappucci (contrabajo) y Daniel Jonkers (batería).

¡GRACIAS POR ESTAR AHÍ!